• Lu Delgadillo

De amor romántico a responsabilidad afectiva

Empecemos con ¿Qué es el amor? es un sentimiento asociado con el cariño y el afecto, sin embargo, las formas de comprender, expresar y vivir ese “amor” son construcciones socioculturales, donde se crea el “mito del amor romántico”, en el cual somos socializadas/os de forma diferencial mujeres y hombres.


Es aquí donde surge otra pregunta ¿Qué es el mito del amor romántico?

Como lo conocemos es histórico y heredero del amor cortés, el amor burgués y el victoriano; se consolida en la dependencia entre hombres y mujeres, encontrando justificación en esa supuesta necesidad de complementación entre estos; y así la búsqueda de la “otra mitad” se vuelve una meta indispensable.

Por ejemplo, las dos primeras opciones del Diccionario de la Real Academia Española, con respecto al significado del amor indican:

1. m. Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser.

2. m. Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear.


gif

Entonces ¿Qué características tiene el amor romántico?

  • Entrega total a la otra persona y hacer de la otra persona lo único y fundamental de la existencia.

  • Vivir experiencias muy intensas de felicidad o de sufrimiento.

  • Depender de la otra persona y postergar lo propio.

  • Perdonar y justificar todo en nombre del amor.

  • Estar todo el tiempo con la otra persona.

  • Pensar que es imposible volver a amar con esa intensidad.

  • Desesperar ante la sola idea de que la persona amada se vaya.

  • Prestar atención y vigilar cualquier señal de altibajos en el interés o el amor de la otra persona.

  • Idealizar a la otra persona, no aceptando que pueda tener algún defecto.

  • Creer que cualquier sacrificio es positivo si se hace por amor a la otra persona.

  • Hacer todo junto a la otra persona.

¿Por qué es importante cambiar del amor romántico a la responsabilidad afectiva?

El concepto de responsabilidad afectiva se aplica en todas las relaciones, ya que la base de estos vínculos son las emociones de las/os integrantes, la comunicación asertiva y el respeto entre las/los integrantes de dicha relación.

En la vida real, el amor para toda la vida no se puede garantizar, por lo contrario, sí podemos decidir responsabilizarnos y comprometernos a crear acuerdos, respetar y cuidar las emociones propias y de las otras personas.

Se trata de saber que toda relación -sin importar si es de una noche, un par de meses o años- implica un respeto a la otra persona. Al igual que busca la construcción de relaciones más equitativas y transparentes, por lo que permite establecer pactos de común acuerdo.

Además, no se trata de evitar a toda costa el daño, sino de estar conscientes de que es una probabilidad y pensar que soy capaz de tener efectos en la otra persona y viceversa, lo cual nos permite ser responsable de nuestros actos y de las consecuencias.


En un momento existía la idea de que “el amor libre implica que la persona o las personas no importan”, por esto nació la responsabilidad afectiva según explica la feminista y periodista Luciana Peker. Quien plantea tres puntos fundamentales para el desarrollo de la libertad en las relaciones.


1. No dejes nada a la suposición, plantea acuerdos: Si vas a tener relaciones sexuales con una persona extraña y no la volverás a ver jamás, de todos modos, debes plantear acuerdos. Estos permiten que antes del encuentro la persona con quien estarás conozca que te gusta y las expectativas que tienes sobre ese momento que compartirás. Para Luciana Peker es necesario entablar todos los diálogos posibles: “cuando no hay un diálogo posible se produce el dolor y la frustración”. Si planteas los diálogos antes, podrás conocer tus límites y los de la/s otra/s persona/s.


2. Tus emociones son tuyas ¡hazte cargo!: Nuestros sentimientos y emociones deben ser vistos como nuestra responsabilidad. Nadie debe de tener en sus hombros la tarea de hacernos felices, nosotras debemos buscar la forma para ser felices.


3. Practica la empatía: Si inconscientemente hiciste algo que ofendió, maltrato o hizo sentir mal a otras personas. Ponte en su lugar y entiende su reacción, pregúntate ¿Qué hubieras hecho tú si te hacen lo mismo? A lo mejor para ti no es grave o lo tienes normalizado, pero todas las personas somos diferentes y las cosas nos impactan de forma distinta.


En resumen, el vivir una relación humana desde la responsabilidad afectiva nos traerá bienestar a nuestra vida empezando por nuestra paz mental, por lo contrario con el estereotipo de amor romántico nos genera dependencia emocional y violencia en las relaciones de pareja, si gustas profundizar o entender más lo que es el amor romántico y sus mitos, te recomiendo que veas este episodio de Domingos de Autoapapacho.






 

Referencias:


https://www.infopalante.org/hc/es-co/articles/4407077875735-Conoce-qu%C3%A9-es-el-amor-rom%C3%A1ntico-y-c%C3%B3mo-normaliza-la-violencia-


https://www.redalyc.org/pdf/567/56726350008.pdf


https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/5429358.pdf


https://dle.rae.es/amor


15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo