• Lu Delgadillo

"Rivalidad entre mujeres"

La rivalidad entre mujeres es algo que sigue atormentándonos diariamente, aún así debe ser algo que erradiquemos de nuestras relaciones con otras mujeres pues hoy más que nunca resulta mucho mejor estar unidas y ser sororas.


¿Rivalidad o competencia entre mujeres?

Antes de profundizar en el tema es importante diferenciar entre la rivalidad y la competencia entre mujeres pues la competencia es sano pues es lo que nos hace impulsarnos a ser mejores personas en todos los ámbitos de nuestra vida diaria, cumplir nuestras metas y superarnos, pero ojo esa competencia tiene que ver con una misma, cuando estás enfocada a trabajar la mejor versión de lo que eres nunca verás ni más, ni menos a nadie, o sea no te compararás, pues entiendes que cada quién tiene sus propios procesos personales y tiene sus propias batallas que superar.

En cambio la rivalidad no es sana pues significa enemistad por el simple hecho de ser mujer, o sea tener actitudes entre mujeres con el fin de opacarlas o rechazarlas sin ni siquiera conocerlas, ni tratarlas como personas.


¿Dónde nació esta rivalidad?

A lo largo de los años hemos visto tristemente en numerosas películas esta rivalidad como es el caso de la película Chicas Pesadas (Mean Girls) en dónde podemos percatarnos de lo que pueden llegar a hacer ciertas mujeres con tal de quedarse con el chico guapo de la escuela.

Esta rivalidad lamentablemente tiene ese trasfondo de querer la aprobación masculina, ya que se asocia a tener éxito en la vida, pues así nos lo ha hecho creer este sistema patriarcal, estas creencias con las que hemos crecido -como el ejemplo arriba mencionado de la película- pero estas actitudes y acciones son totalmente erróneas, ¡ya basta de fomentarlas!


La sororidad como respuesta

Cada vez es más usada la palabra #sororidad, y esto se refiere a la solidaridad que existe entre mujeres para apoyarnos desde lo moral hasta teniendo acciones, para impulsarnos a ser mejores, aplaudir nuestros logros entre nosotras, aunque no sea mi mamá, amiga, hermana, prima, etc. Pues con las desventajas por género en derechos que ya tenemos socialmente, lo que menos necesitamos es que entre nosotras mismas nos afectemos aún más.



Por otro lado para ser plenas, tener bienestar o ser exitosas no necesitamos de un hombre que nos valide o que nos dé seguridad, afortunadamente gracias al feminismo cada vez la información para cambiar ideas limitantes para nuestro desarrollo va en aumento, por lo tanto esa idea absurda de “pelear” por un hombre ya es caduca. Actualmente hay más espacios para mujeres, para escucharnos, apoyarnos y fomentar esta #sorodidad. Hoy, ser sorora es la respuesta a una hermandad entre mujeres. ¡Únidas somos más fuertes! te lo aseguramos.


gif


En AMOFEM practicamos totalmente la #sorodidad, apoyamos a cualquier mujer que se acerque a la comunidad, aplaudimos sus logros, les damos herramientas para cambiar ideas limitantes.

Te queremos invitar a que también practiques la #sororidad, te aseguramos que hasta te sentirás bien contigo misma, el cambio empieza por una misma.


El próximo domingo en Domingos de Autoapapacho profundizamos más acerca del tema, !no te lo pierdas!



4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo